14 mayo 2007

Estamos en fiestas!



Mañana San Isidro, ya ves truz.
Fiestas populares y Madrid no cuajan bien en mi cabeza.
Acaso son fiestas esas que te vienen obligadas?
Fiestas son esas que en las que llevas pensando un año, justo desde el día en el que se acabaron el año pasado.
Las fiestas son cuando sabes que ningún castigo, por muy grande que sea va a hacer que te quedes en casa. Cuando sabes, mejor dicho, que no aparecerás por casa.
Cuando estás con todo el mundo, y todo el mundo esta contigo. Cuando sabes que saldrás a la calle y te encontrarás con alguien que hace mucho que no ves. Y porqué le ves? pues porque son fiestas, claro.
Preparas en tu cabeza si tienes arsenal de ropa necesario para pasar todos estos días, llámese peto de peña, llamese vestido nuevo o llámese camisetas limpias para revolcarte por el suelo.
En unas fiestas de verdad te reúnes con todos tus amigos, nadie pone pegas de que tienen cosas que hacer, o que están cansados por que hoy han madrugado para trabajar, o que tienen que descansar, pues aun les queda la semana entera de trabajo. En fiestas no hay trabajos de máster, no hay bus que te separe de la pandilla, no hay metros que coger, ni tampoco metros que volver a coger para llegar a casa.
En las fiestas que yo conozco la mezcla de euforia y nervios provoca que hagas tonterias que sólo haces o cuando tienes en el pavo, o cuando son fiestas.
Como si fuera carnaval usas todo el maquillaje que no has usado durante el resto del año, incluso combinas ropa que nunca, nunca y bajo ningún concepto hubieses mezclado en otro momento.
Bailas, gritas y ries hasta quedarte afónico y así, sin voz, pasar el resto de los días.
Todo el mundo forma parte de la fiesta. Los mayores, los padres, los niños.
Y a primera hora a la verbena, el primer botellón inventado, y venga a bailar el paquito chocolatero, a pegar cuatro gritos y a cantar canciones que negarás que has escuchado.
Cuando el sol asome, y después de amortizar los últimos minutos de la noche con risas cansadas y felices, llegarás a casa. No importa si te has gastado todo el dinero, si llegas con un tacón roto o el rimmel a la altura de la boca, llegues como llegues hay alguien que te va a estar esperando, y que está abierta para ti, para que cojas lo que quieras, para que recuperes fuerzas, si, es ella, nuestra querida nevera también se viste de gala por fiestas. Ahí, más cargada que nunca a reventar! Dulce, salado, el chorizo, el jamón y el lomo del bueno, una ensaladilla que te sabe a gloria si la comes directa de la fuente, y también la tarta o los pasteles que sobraron...y ahora sí, a la cama, que mañana volvemos a empezar y quedan días de fiesta!
En cambio, en Madrid las fiestas no son fiestas.
No son fiestas si no tienes pasta. Si no te gustan los toros. Si no puedes ir andando a ningún sitio. Si hoy has madrugado para trabajar. Si encima hoy hace viento y frío. Si una cerveza nisupu te cuesta cuatro euros. Si cuando decidas irte a casa descubres que estas a dos horas y tres trasbordos. Si lo primordial cuando sales de casa es pensar dóde vas a acabar?. Si tus amigos no están en Madrid. Si los amigos que están tienen trabajos, curros o aún siguen trabajando a las 11 de la noche. No son fiestas si no sabes dónde ir. Si para ver la verbena tienes a 10.000 cabezas delante para ver a la orquesta de turno "Sintonía Tropical" (que lógicamente se sienten como los Rolling). Si el día anterior mataron a un hombre de dos disparos en la misma calle por la que paseas. Si encima tienes que aguantar a una pandilla de pijas vestidas de chotis que siendo sus padres de fuera presumen de ser madrileñas. Si tienes que hacer colas para todo. Si cuando llegues a casa tienes la nevera vacía. Si sabes que al día siguiente te esperan en la oficina.
No son fiestas sino puedes decir
que bien!
mañana es San Isidro!

Pau

3 comentarios:

Vivas dijo...

En las fiestas no hay excusa salvo para salir a disfrutar :P

¡¡¡FIESTAAAAAAAAAAA!!! xDD

Gorka Limotxo dijo...

Acabo de encontrar en el fondo de mi bolso el papel que me disteis el otro día en la cosa esa de los blogs con la dirección del vuestro. He venido a cumplir con mi prometida visita y supongo que no será la última vez que lo haga. ¡Feliz San Isidro y próspero año nuevo!

BoraBora dijo...

oh gran gorka limocho!
es un placer verte por estas tierras!
no dejes de visitarnos y agradarnos con tu presencia!