21 julio 2016

Mis cafeinas

He dejado de tomar café, pero porque la leche me sienta mal.
Y no me ha dado aun por dar por culo en las cafeterías preguntando si tienen leche de soja o sin lactosa, por no comprarme un cartón entero en casa, pues no se si me sienta bien o no.
En esas estamos.
Pero qué buena droga la cafeina ¿no?



14 julio 2016

Idiomas en el instituto

Cuando estuve de intercambio en Stuttgart, nuestros compañeros alemanes estudiaban en un instituto especializado en idiomas. 
No te digo más que con 15 años mi alemana hablaba Alemán, Árabe (estos dos por ser nativa) Inglés, Francés, Griego y estaba iniciándose en el español. Solamente llevaba un año, pero se defendía divinamente, tan bien que gracias a eso nos pudimos entender.

Era muy guapa, no comía carne de cerdo, en su casa, porque cuando la llevamos a las bodegas de Mucientes se puso fina a cochinillo.
Y es así, donde fueres, haz lo que vieres, que al infierno no vas a ir.
Además cantaba muy bien, sobretodo canciones de Lauren Hill.

07 julio 2016

Chico, esa voz de MODA

Ronco como él solo, ¿será porque son de Burgos y han bebido el calimocho con mucho hielo? y es que todos sabemos que en Burgos hace frío, y que ponen tubos de calimocho a cualquier hora. Cosa que me parece muy bien, aunque haga mucho que no beba calimocho.

Es buen plan, no te tiene porqué apetecer un cubata, y también sabemos que la cerveza encharca. Así que, un buen tubo de calimocho con hielo entra divino.

Buenas fechas se avecinan, de música, hielos, calimocho y bailes.

 

04 julio 2016

Conquistar el mundo en colchoneta

Disfrutábamos, así sin más. No se nos planteaban más metas que disfrutar, right now.
Sería porque éramos jóvenas, porque no temíamos al desempleo, no sabíamos que podía ser larga la espera o que el rollo éste de estar en la capi para ser directoras generales era posible todavía. Algún día cobraríamos un pastón.

Fiesta de la Espuma, qué barbaridad
Entonces alquilamos un apartamento con terraza y piscina en la zona con más marcha de Ibiza, íbamos las 4 en un coche donde nos daba la real gana y no nos privábamos de comer una paella exquisita en el jardín.
Conquistábamos el mundo en colchoneta, veíamos atardeceres donde mandan los cánones y jugábamos a la pocha y al cuadrado extrem, con nuestras gafas de sol.
Conquistábamos el mundo en colchoneta
Disfrutamos de todas las discotecorras, de todas las fiestas posibles, incluída la de la espuma, nos pusimos morenas y, en general, la gozamos. Solo bebíamos sandevid (sangría de bote) y en las discotecas un redbull a pachas.

Y todo esto por la módica cantidad de 1300€ una semana.
No se me olvida en la puta vida.
Bien gastados, eso si. Muy bien.
¡Qué ocurrencias!

Eso si, el siguiente año volvimos 2 y el gasto fue muy inferior; estuvimos en el Hostal Los Pinos y disfrutamos de otro tipo de Ibiza. Una experiencia singular. Divina.

30 junio 2016

Los calambres de los Jipis

Un verano más que no recorremos las playas del sur en furgoneta.

Otro año que necesito una terraza o un cacho balcón para coger aire.
Este año también cuento los veranos por quincenas; de cuando empezaba lo bueno el mismito 1 de Julio, y así hasta el 14, después del 15 al 30 que era siempre el más chuli.

Seguía del 1 al 21 de agosto, cada dos años, y entonces el verano era lo máximo ya.
Cada verano tengo morriñísima de campamento, y de recorrer el sur en furgoneta.

27 junio 2016

Reflexiones de una provinciana

Reflexiones desde mi silla, en la que no me puedo sentar con minifalda por el temido efecto culo en silla, mientras veo los periódicos online y las publicaciones de algunos amigos en facebook. Tengo la suerte de tener amigos muy interesantes en facebook; que dicen cosas interesantes, comprometidos y consecuentes. Me gusta el facebook. Me gustan mis amigos.

Pienso en el Brexit, en Trump, en el escrutinio, en el voto rogado, en Rajoy, sus ministros, el Coletas, Sánchez y Rivera. En las pateras, los refugiados, las vallas, los atentados, los suicidas, los disparos.
Nuestros abuelos vivieron en plenba guerra civil, cuando se escondían entre los arbustos, disparaban al vecino y disumulaban en misa.

Los padres una dictadura, un golpe de estado y una transiciòn aparentemente alegre.
Y nosotros pues en ello estamos, que no estamos tan mal. Pero nos toca vivir algo. Durante el proceso no se percibe, pero algo está cambiando.

Europa, bipartidismo, racismo.

Es verano, así que a nadie parece importarnos los asuntos serios.