26 octubre 2007

Insomnio Chiclil


Majjjjjj. Ayer, cuando llegué a casa, tras una noche seguida de acontecimientos imprevistos pero muy amables, me tragué el chicle sin querer. Buff menuda nochecita la q me esperaba, fue horrible. Q sensación más incómoda!! no sabía por qué altura de la tráquea se encontraba, si estaba mezclandose con ron en el estómago o ya era una tirilla a lo largo de mi intestino.
Insomnio por un chicle. Cero patatero de dormir.
Y por la mñn, pues ya pasó todo. Descubrí que hay quien tiene por sistema tragar chicle cuando ya no quiere más. O q el hijo de un alto cargo se metió un paquete entero, de los splash....liiiiiiiiiiiiiiiima, q brutalidad!! No desaprovecharé mi dentadura natural sin haberme comido un kilométrico de un viaje.......pero me aseguraré muy bien de que su orifio de expulsión sea la boca. Siempre. Stop a tragar chicle. No más.



Siempre estarás en mi ranking.

4 comentarios:

iza dijo...

bRUTAL, COMO INICIO DE UN RELATO:ANOCHE ME TRAGUÉ UN CHICLE.
Y TE LO DIGO RECIÉN LLEGADA DE IN CONGRESO DE LITERATURA EH...JOE, QUIGNORANTE SOY CHACHO

Nana Muskury dijo...

Estás fatal!!!! jajajaja, hasta lo del chicle vale (por cierto que ya me contarás el hijo de qué alto cargo?Miliki? jajaja)pero...qué pinta Figo en el post? que relación directa o inversamente proporcional encuentras? Te ha recordado a Boomer? Que fuerrte Maria TEresa! Ayer te eché de menos!

iza dijo...

Nanamuskury, no trates de encocntrarle explicación.
Durante largos años, el careto de Figo fue lo último que vieron nuestros ojos antes de dormirnos y lo primero al despertar.
Tratandose de ésta nuestra alegre Provinciana, para Figo siempre hay sitio. Él tiene que ver con todo, lo divino y lo humano.

Anónimo dijo...

Estás segura de que lo que tragaste fue el chicle y no el envoltorio? Yo me parto ;) Está la cosa fatal jeje