14 noviembre 2007

Lo reconozco



Lo reconozco, me cuesta más ir al gimnasio que cualquier otra cosa,
pero oigan, no es fácil, plántese usted con mis kilos a hacer maquinitas, cuando una triste escalera le hace jadear como si se fuese a morir, o pruebe quizas a subirse en la máquina de correr con dos melones, que digo melones, sandías! debajo del cuello...qué tal? que se siente? jodio eh?...corra corra, corra ahora.
Pero bueno, si es usted un poco bruta se hará los 30 minutos marcados den la elíptica intentando estar lo mas decente posible, aunque se le duerman los pies a partir del minuto 12 y aunque no tenga ni idea de como se para esa máquina del diablo. Mientras puede pensar como bajarse, o en cambiar la intensidad del ventilador integrado (que a mi me parece lo mas de lo mas, pese que a alguna que lee esto el bendito ventilador le daría frio...), siempre a lo más alto, todo siempre es poco...
Cuando llegué al gimnasio a hablar con una entrenadora se le iluminaron los ojos...que una chica como yo aparezca en un gimnasio y le diga a algun monitor ¡ponme una tabla de entrenamiento!, debe ser lo más similar a irte a un peluquero y decirle; ¡hazme lo que quieras! (¿lo que quiera?, preguntará incrédulo?, si si, lo que quieras), es como cuando un becario le dicen, venga! a ver que coño se te ocurre, que me fio de ti!...diosss eso es rozar el cielo! no sabes por dónde empezar!!!...y tanto...como que mi entrenamiento es de papel, porque, cari, te lo vamos a ir cambiando, vale?, para que vayas evolucionando...pero no me dijo que me preguntarian quetalquetalquetal cada 3 minutos...a lo que yo respondería: pues jodida, no me ves, estoy hasta el culo, no siento las piernas, sin coña, es verdad, y la máquina que mide mi corazón pone que estoy a 165, que no tengo ni idea de lo que es pero debo estar al borde del infarto!!!....pero no señores, no...a duras penas digo...bien bien, gracias, e intento sonreír pensando que me estan sudando hasta los pezones!
Lo peor es sin duda alguna las dos sandias de las que le hablaba antes, tan buen resultado me han dado siempre para ligar y tan jodias so para hacer el resto de las cosas...todo ha pasado por mi cabeza, puber-prácticas como la cinta de embalaje, envasadas al vacío como el jamón ibérico que manda mamá, 2, 3 o 4 sujetadores a la vez, sudaderas casi polares y muyyy amplias modelo "canto en mocedades"...etc...o el siempre, voy como voy y me arriesgo a ser el video de moda en you tube "gorda en la cinta" y más tarde formar parte de la fauna you tube "gorda en la cinta se lia con niño loco alemán mientras borracha pija y pagafantas miran" .
Pero aquí es cuando aparece de pronto una nueva love mark en mi vida: Decathlon (a pesar de que cada vez que la vea se me venga la imagen a la cabeza de la gallegui desplegando una tienda de campaña con su chaleco de alpinista, jejeje). Decathlon señores, deberia estar subvencionado por el gobierno, me explico, un gobierno que quiere a su país delgado y hermoso debe de empezar por fabricar ropa de deporte más allá de la 40, como pretenden sino que nos apuntemos a un gimnasio o salgamos a correr? con camisetas de John Deere y vaqueros?, no gracias, ya me siento bastante ridícula, no me hacen falta más alicientes...pues resulta que en esta maravillosa performance del deporte tengo muchas tallas por debajo de la mia, (como suele ocurrir) y aquí es donde viene lo bueno...¡muchas tallas por encima!, bien señores bien! asi se hace coñe!, pero si hay algo que es un auténtico descubrimiento es (redoble de tambor) el sujetador-camiseta SUPPORTIV, que además de ser estupendo limita los olores, es de fibra de nosequé que es muy buena y lo tienen hasta en la talla XXL y vale 14 euros!, el caso es que para mi es el invento del siglo, aunque yo me compre 3 tallas menos y me corte un poco la respiración, pero es que yo no quiero sujetar, quiero frenar directamente, que es distinto. Estoy encantada como véis.
Asi que mañana, como todos los dias, (si, sabados y domingos también, al menos por ahora) saldré de casa a las 7.30, bajaré las ramblas irreconocibles a esa hora y prácticamente vacías, cruzaré el mercado de la boquería con la boca echa agua, pasaré al lado de la calle de las putas y miraré de reojo y me cruzaré con mil paquistaníes madrugadores, y mil guardias urbanos que les siguen y llegaré a mi gimnasio en el Raval, (si, el barrio chungo de callejeros, si), con el cuerpo dolorido y mucha pereza, pero muy feliz y con las tetas bien puestas.
Lo mejor de lo mejor baybe (como dicen en el vídeo de callejeros)




(he estao un poco bruta hoy no? pero esq como veís os hecho de menos y hacia mucho que no os lloraba mis gorduras...os hace una pizza o chino? que os apetece más?)

3 comentarios:

iza dijo...

Que grande eres maja, y no solo en tamaño. A mi me repele el deporte en general y el ginmasio en particular, pero es entrar en el decatlon ese y me muero por ser tenista, surfera, ciclista o lo que sea. Todavía no he estrenado la supertienda de campaña 2 seconds que no me resistí a comprar hace dos veranos...

Sinexcusas dijo...

Muy buen post pau sí señor, se echaban de menos post así. Y mucho ánimo en el gym q seguro q lo haces mejor de lo que piensas.
Por cierto Iza, me alegra q te compraras la 2 Seconds, pero si te la hubiera enseñado yo te hubieras comprado 3¡¡ montaba unas demostracones en la tienda con público y todo jajaj, qué tiempos¡¡
Lástima q me fuera casi sin despedirme y no pueda volver.....pero esa es otra historia....

provincianas dijo...

genial pauli, genial