11 diciembre 2007

Con un poco de espumillón

Ya se empiezan a ver, poco a poco. Lo bonito es q se vean por el metro. Es muestra de que cualquiera puede tener una. No sólo tienen el placer de disfrutarlas los altos cargos con BMW X3. Son misteriosas. Me encantaría tener visión rayosX. Por puro curioseo. Por fuera son navideñas. Suelen estar decoradas con bolitas, árboles, lazos...Son siempre de cartón. Y eso las hace más apasionantes porque lo que guardan en su interior se hace desear aún más. Latas de paté, mazapanes, chorizo, peladillas o incluso un piazo de jamón. Yo ya estoy deseando tener una.
La cesta de Navidad. ¡Aleluya!

5 comentarios:

Nana Muskury dijo...

jajajaja...que vendrá en la nuestra ¿frutas? ¿Plantas? ¿la mejor de las cocaínas? ¿Un jefe que abuse de nosotras? ¿Unos Martinelli? Esto es una "caja de sorpresas"

BoraBora dijo...

nominadas las provin
ya lo siento
mas razón en borabora

iza dijo...

ay majas, yo este año ni cesta ni cesto...

Samu29 dijo...

Nunca `pueden faltar los turrones que nadie come ni la botella del gaitero. En mi empresa nos dan una cesta en caja de madera que está muy bien.

Provincianas dijo...

Y ya tengo mi primera cesta chispas en casa....buahh tronco! q pasote!!! un jamon, un lomo, un chorizo, un salchichon, una chistorra, tres vinos, un queso, dos pates, tres turrones, pimientos asados, esparragos....bueno, un demasié. En el metro miraban entre "q pobre, cuánto le pesa" y "q hija de puta, qué coños llevará esa caja tan grande" SALUD