17 julio 2009

Rodolfo Langostino, menudo tío



Pues mira, elegí mal día para morderme la uña de la mano izquierda, el dedo pulgar exactamente. Muy mal día. Porque volvía para casa y se me antojó cenar unos langostinos. Hacía ya tiempo que no los degustaba, y todos sabemos que cualquier tipo de comida cena o lo que sea, se transforma en un buen momento si lo acompañan unos buenos langostinos. Pues vaya que no era buen día, porque esta vez compré langostinos sin cocer, los pasé por la sartén...¡ay hijo q ricos!! un poco de limón...y ala, a tomar por saco!!! como me acaba de rebañar la uña del dedo pulgar de la mano izquierda, pelar los animalitos fué una auténtica odisea. mal día para moderderse una uña. en cuanto me crezca me pienso comprar......más langostinos, o si me pilla bien de perras, una lata de berberechos, de los caros.

4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hada Madrina dijo...

Guarrilla....no te escocía la uña cuando se te metía la sal????Creo que si te comes la del Dedo gordo del pié derecho,tienes una gran (sospresa)durante un día entero.Intentaló,y nos lo cuentas.

Hada Madrina dijo...

¿Porquë no salen mis comentarios?yo soy muy bruta y he de insistir.

iza dijo...

Que poca paciencia Madrina...
Ale, al despiporre, berberechos, y de los caros...