06 mayo 2013

Caldo para arroz provinciano

Lo mismo un arroz, que una fideua. Color y sabor.
Depuré la receta de este caldo por pura necesidad.
Cuando quieres hacer un arroz, simulacro de paella, pero vas descubriendo que nunca será paella, porque las sartenes paelleras no entran en los fuegos de tu cocina, solo te queda el sabor.
Necesitas que tu arroz tenga un intenso sabor a rico, a natural. Nada de pastillas y pastillas de avecrem, ni caldos aneto ni nada por el estilo.
Hoy, queridas amigas de los fuegos, vamos a desvelar el secreto de un buen caldo de pescado para arroz, pasta o lo que se precie. Natural, sano y fácil, ah, y muy barato.


El ingrediente básico que necesitarás son langostinos crudos (esto así en básico; si quieres gastar un poco más, gambas arroceras, gambones o cualquier otro ser)
Ajo
Pimiento rojo o verde
Zanahoria
Judía verde
Cebolla
Colorante, así para darle ese toque paellil.
Y todo tipo de hortalizas, puedes prescindir de unas y añadir otras, al gusto. A la medida de tu nevera.

De este rico blog de comistrajos
El paso básico de todo esto empieza así: en una sartén o cazuela donde vayas a cocinar después el arroz, pones un culito de aceite, doras ajos y las cabezas de las gambas y/o langostinos. si, si, con toda su sustancia y sus asuntos rojos que cuelgan. Dales una buena pasada, que el aceite quede guarrindonguete.

Ahora, en una cazuela con abundante agua (así eches agua, así de cantidad de caldo saldrá aprox) pones a cocer las hortalizas varias, sin miedo, no hace mucha falta que las cortes en minúsculos trozos. Y le añades las cabezas, los ajos y el aceitillo. Ale, dale, que hierva.

Cuando te canses, lo retiras. si tienes batidora, has triunfao. Le pegas unos meneos, lo cuelas con colador, o en su defecto un calcetín (limpio) o una gasa, y ya tienes el exquisito caldo.
Si no tienes...trata de triturar al máximo y lo mismo, cuela.

Y de este modo, queridas amigas de los fuegos, tendréis un caldete que, a poco más que hagáis, hará de vuestros platos de pasta o arroz una exquisitez digna e invitable.
Chin, chin, con un brindis.
Eso, invitad a vuestros amigos a comer a las casas, económico, divertido, fumable y, si son un poco finos, llevarán una botella de vino o unos pastelitos. Así que os pasaréis un rato estupendo.
Hoy, 6 de mayo brindemos para felicitar al Amis grande.

2 comentarios:

Ana dijo...

Pero el caldo no salía de los tetrabricks??? jajajja!!

Se me hace raro que hoy en día fabrique su propio caldo así con todos sus asuntos colgando jajaja (me ha encantado)

Me ha encantado tu blog :)

Lucía Be dijo...

provinciana, estoy súper emocioná de ser una gallina de nivel, ay omá!! Necesito una dirección postal donde mandarles una cosa. Paquetes bomba no, señoras, ni tappers. Lo prometo. Espero mail: lucia@luciabe.com