12 diciembre 2013

Jartos

Esta semana empezaba con la extraña desaparición del cantante de Reincidentes.
Ha aparecido.
Resulta que estaba Jarto del tó.
Que la llevaba parda, que estaba tibio.
Pero el asunto es que si el cantante de Reincidentes se pone hasta el bullate, pues que se ponga.
¿No va Melendi la lía parda en un avión?
Pues hijo, es el cantante de Reincidentes, ¿quién mejor?


En todas las épocas se está jarto de aguantar, eso parece.
Para eso están las canciones, y los cuadros, para recordar lo que pasaba por entonces.
Al final todo se repite.
¿Volverán los botines de punta cuadrada?
¿Se me pasará la gastroenteritis?
¿Me tocará la lotería?

2 comentarios:

iza dijo...

Esta canción siempre me recuerda a mi pobre suegra cantando mientras hacia la casa sin jartarse ni un poco de sus cuatro hijos adolescentes que hacían fiestas en casa en cuanto tenían ocasión. Qué tiempos, qué cosas.

MERY POPLAND dijo...

Madre del amoooorrr!! Qué recuerdos!!! Pues no la he cntado yo ni ná!!!