25 mayo 2015

3 son 3, el número 3

...Ahora solo hay uno, y al otro no lo ves"
Y así, rozando los límites de lo absurdo, se tematizó uno de mis primeros fuegos de campamento como mando. El número 3, todo debía estar relacionado con el número 3.
3 mosqueteros, 3 ositos, los 3 Reyes Magos, 3 puntos colega, el Padre el Hijo y el Espíritu Santo, y así, cosas de 3.
Que son de lo más complicado, los asuntos de 3 nunca fueron fáciles.
El 3 es impar, así que en los parques de atracciones, la mayoría de asientos son de 2, uno se queda solo. En los autobuses y trenes pasa lo mismo.
Puedes encontrar habitaciones triples en alojamientos, pero la 3ª será una cutre cama supletoria en la mayoría de los casos.
El hermano mediano antes era pequeño, pero llegó el hermano número 3 y cambió de puesto. Por eso siempre será más especial que el resto.
De los tríos amorosos, ni hablamos, casi nunca son del gusto de los 3 integrantes.

Y así, 3 son 3, el número 3.
En algunos casos, tener dificultad para poner a 3 en igualdad de acuerdo es tarea complicada, entonces la complicación no tiene que ver con el número 3, esta vez no.
Mira los jóvenes castores, qué bien avenidos.

¡Viva el Campamento Terrarium 2001!
¡Viva Ouscar!¡Viva el Gallaroto!
¡Viva!

3 comentarios:

Isabel Benito dijo...

Y luego la rara soy yo...

Silvia Movellan dijo...

jue, ¿OJE? jajaja

Provinciana dijo...

Si Silvia, ojete ojete de toa vida :)