23 mayo 2016

Cerrar cremallera

Abrir cremallera y cerrar cremallera; estos dos conceptos me ayudaron a entender cómo había que respirar durante los ejercicios de Pilates la primera vez que asistí a clases.

Hacía muchísimo calor y mi amiga Divi había visto una oferta en una página de esas de descuentos. Entonces Galle y yo nos apuntamos también.
Los primeros días nos lo tomamos muy en serio, a pesar del infernal calor que hacía por las calles y el horario tan incómodo de las clases, allí estábamos, con nuestras mallas y en calcetinicos cortos. Porque el pilates se hace en calcetines.

El caso es que con las semanas dejamos de ir con toda la regularidad que deberíamos. Y la profe se enfadó, nos sugirió que mejor dejásemos de ir, que había que ser regulares y que mejor dejásemos sitios para otros que pagasen la cuota completa y no por cupones.

¡Habrase visto! anda que...expulsadas del mundo cremallera, así de un soplo. 
Hasta ahí llegaron nuestras sesiones de abrir y cerrar cremallera, fu, fu, fu. Muy intenso, muy bien dado, muy bien estuvo aquello.
Cerrar-Abrir cremallera ¿os habéis fijado que casi el total de cremalleras del planeta son YKK? Fíjate en la que tengas más cerca. Si es YKK tienes que dejar un comentario, esto es así, o te echo de clase.

2 comentarios:

iza dijo...

YKK, el tipo está forrao.

Elena Barrera dijo...

Yeah!! YKK right now!