09 junio 2008

Pánico a una muerte ridícula

Hace dos días estábamos en crisis. Ahora debemos hacer acopio de alimentos porque el transporte se bloquea. Esta tarde en el metro, un señor ha salido corriendo detrás de un caco. La victima ni se había percatado del mangui. El justiciero a vuelto a entrar en el vagón, el caco se espapaba. Cagábase el señor en lo malditos que son éstos que sólo vienen a robar. Enfurecido y agobiado se ha sentado, con desahogo a seguido comentando lo malaje que es esa gentuza a la señora de al lado. La señora de al lado, muy complaciente, era completamente guanchita. ¿No es curioso lo variopinto del metro? ¿os dais cuenta provincianas qué diferente es todo cuando vas en metro? ¿y lo a gusto que estáis ahora sin él? Total, que en el super han arramplado con latas de atún, aceite y galletas...jaaaaa pero qué es esto????


La primavera no me sienta bien, por mucho que se junten el corte inglés y esa canción tan estupenda para proclamarlo. Y hasta el 40 de mayo no te quites el sayo.

2 comentarios:

BoraBora dijo...

no me gusta el metro, nada
tengo fobia
la ultima ya sabes cual fue
yo me paso a la bici
ya lo siento
fuera metro
lo variopinto me lo veo mejor tomando una caña en lavapiés
o trabajando en el gim
donde palabras textuales de mi compañero Ferrán "aun no he visto dos pollas del mismo color"
esta primavera esta siendo un poco patata es verdad

iza dijo...

la primavera patatera