25 enero 2012

Hortaleza, porros y cerveza


Y deben poner pincho, porque lo único q conozco de este barrio madrileño de Hortaleza es el olor q entra en el vagón cuando el metro hace parada en su estación.
Ese olor a guisos... ¿de donde proviene? ¿Tienen un puesto de comida casera en el hall principal? ¿Las salidas de humos del bar de manolo dan a los túneles?
Semejante olor a fritanga no es normal. Al principio creí q lo traía puesto alguna de las personas q entraban.
Pero no. El olor viene de la propia estación en sí.
Y luego, la siguiente parada: San Lorenzo. ¿Qué hay mas allá?
Porque encima de cada parada de metro hay un mundo.
Una calle. Un barrio. Una parte de Madrid que es otra cosa.
Y de San Lorenzo no entran en el metro menos de...
¡Qué se yo! Cienes de personas! ¿De dónde vendrán? ¿Qué habrá en la superficie?

Que luego esta Mar de Cristal. Y bien. Lo entiendo todo: tiene transborbo directo al aeropuerto.
Unos vienen otros se van. Con sus maleticas, sus caras de alegría, de pena. Se entiende.

Pero la siguiente parada es Canillas. Con ese nombre, ¿qué quieres? ¡Qué lastimica no?! Da la sensación que de salir fuera te quedarás así, en canillas.

Y ya viene la estación de metro por excelencia. LA estación de metro: próxima estaciòn, ESPERANZA.
 ¿Qué hora son mi corazón?
Pues son las 45minutos desde que saliste de trabajar y las 25minutos que te quedan hasta llegar a casa. Y así todo el rato.
 Misterios del metro Madrid. metro de Madrid informa.

3 comentarios:

SilviA dijo...

me siento taaaaaaaaaaaan identificada!
Espacio en algún lugar donde chicas de Provincia compartimos nuestras cosas. Ya sabes, cosas de provincianos. Porque nadie dijo que fuese fácil esto del éxodo rural.

Cristo dijo...

El metro es como un parque temático. Lo adoro!

Cristo dijo...

El metro es una maravilla. No te aburres nunca, vale 90 céntimos de leuro la entrada (si tienes abono, claro) y te puedes pasar todo el día :-)