30 noviembre 2012

Viajar: compañía, tiempo y dinero.

Estando de acuerdo en que Madrileños-Españoles por el Mundo ha hecho mucho daño a nuestras ilusiones y perspectivas de vida, de acuerdo estaremos también en que viajar es un placer.

Viajar es bueno para todo. 
Viajar debería ser obligatorio en las escuelas. Pero sobretodo, igual que hay casas en las que se tiene por costumbre ir a misa, cenar juntos o comprar una moto al cumplir los 16, la costumbre de viajar es una cultura que nace de la familia.

Viajar es necesario para crecer.
Para conocer mundo, culturas y gentes y costumbres. Otras cosas, otros mundos.
Es bueno para conocerse a uno mismo; verse en escenarios ajenos, donde no te has imaginado antes estar ni ser, hablar, pedir...

Cuando viajas pierdes el miedo a lo diferente.
Son muchos los que piensan y dicen "qué se me ha perdido a mi en la conchinchina". Pues te has perdido tú, que te has perdido la conchinchina.

Despreciar viajar es un síntoma grave de incultura, palurdismo y borriquez. Y miedo.
Pues nada chica,  lo dicho.
Hablamos de despreciar, rechazar, porque para viajar se tienen que juntar varios condicionantes a tu favor (teniendo en cuenta que las ganas siempre están)
Los primero, TIEMPO, si tienes tiempo necesitarás DINERO
Para tener dinero, te faltará tiempo. Si tienes tiempo, es que te falta el dinero
Pero, una vez que tienes la buena suerte de disponer de tiempo y dinero, te hará falta la COMPAÑÍA.

Si tienes T + D necesitarás que tu C también disponga de D + T
Entonces ya podrás viajar.

Fundamental aprovechar cuando la C vive en destino, ya solamente necesitarás cuadrar D+T 
(muy pronto, conseguiré DyT para Frankfurt y Sao Paulo, claro que sí)
Otro día analizaremos los pormenores de viajes sin D o sin C, porque sin T no es posible el viaje, hasta que el teletransporte esté con nosotros. 

El destino es lo último. Lo mismo da viajar a China, Gijón, Rumanía, Lérida, Rep. Dominicana, Gandía o Nueva York. Todo es viajar. Salir de casa es viajar.

La COMPAÑÍA en los viajes no es cualquier cosa. 
Compartir placer, incertidumbre, cansancio, goce, aventuras, hambre, ridículo, frío, calor, miedos y alegrías en intensidad 10 no se disfruta con cualquiera.

India, allá vamos chacho
Decidir si se va a pie o se coge un medio de transporte.
Tengo hambre, y ahora ¿dónde comemos?
Salimos de noche o ¿estas cansado?
Entrar en la tienda de tazas y llaveros o ¿vamos mejor al supermercado de autóctonos?
y muchas otras disyuntivas que pueden acabar en bronca y bronquitis con mucha facilidad.

Hoy celebro que he podido disfrutar de muchos viajes y de muchas compañías, sin duda las mejores. Mi familia, la mejor compañía. Los botellones de líquidos de colores en habitaciones con moqueta, los mejores. Con 210 al fin del mundo.
Ahora ya solo falta agenciarse el resto del trinomio viajeril D y T.

Francia, Alemania, Italia, Rumanía, Londres, Bélgica, Holanda, Túnez, Argelia, Egipto, EE.UU, Canadá, Portugal...
Ale, ¡vaaamonos!
con amigos, con pareja, con la OJE, de intercambio con el instituto o por que sí.
Viajar es un placer.

Una fan incondicional se va de viaje también.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ngas que estuviste (est#as) en la OJE?? mi novio es de toda la vida (amigos y familia tambi#en!)
Por cierto, lo que dices de viajar y la importancia de la compania... MUUUUUUY de acuerdo!
Silvia de Una Fan Incondicional

Provincianas dijo...

Claro! De la Oje de todavida!
ya se yo quien es tu novio de la ojedetodavida...menudo! :)