07 marzo 2013

Cómo hacer que te respeten en los bares

Marchando una birra bien fría
En algunos bares conviene hacerse respetar, como en las tiendas. Para ello hay una serie de pautas que tienes que seguir, y serás respetado.

¿Para qué ser respetado en un bar? Pues para que te pongan la tapa buena, que te pasen la bandeja de los fritos recién salidos de la cocina o te pongan chupito al terminar de comer.

Ser cliente asiduo puede que no sea suficiente en todos los bares, para eso sigue estas recomendaciones:

1- Pégate un buen festín: un buen día, así sin más, que se te vaya la olla, gasta, pégate el atracón, aunque no quieras más, pide otra ración. Que vean que vas sobrao, cuando te da la gana.

2- Paga con un billete grande: de 50, 100, donde hay que se vea. Aunque sea toda la pasta que tienes para gastar en los próximos 15 días, pégate el lotazo.

3- Acude con tus padres: si, llévales e invita tu. Que vean lo que manejas, que tienes padres y eres un chico de bien. Paga tu, es fundamental. Pero este día no es el más indicado ni para hacer la jugada 1 ni la 2, no vaya a ser que te lleves un soplamocos de tu madre por listo.
de esta web

Con estos consejos tan provincianos conseguirás ser el amo de los pinchos, de la caña bien tirada, del vino recién abierto y del café recién molido.

Cómo hacer que te respeten en los bares, y serás el rey del mambo. No hará camarero que se te resista, te dejarán libres los taburetes a tu paso y, en vez de cacahuetes, te pondrán guisos de tapa.

2 comentarios:

Amelie P. dijo...

Me encantpo tu blog!!
Me reí mucho con lo de las entrevistas; yo soy de Argentina, pero es IGUAAAAAAAL!
Tb me ha pasado ir a algunas en las que te ven con desconfianza y preguntan tres mil veces las mismas cosas a ver si te pillan mintiendo! Una vez me tocó una que me hacía preguntas al azar a las que sólo me dejaba responder con sí o no...y una de ellas era "Te enojás?" Vamooos!! Eso no es para un sí o un no!! Y un par de preguntas después me la volvió a hacer a ver si me sorprendía y le respondía otra cosa...pero vamos, que ni siquiera era EL trabajo de la vida, de hecho pagaban poquísimo! casi que eras una pasante y ni siquiera querían pagarte los viáticos! (era leeejos!)...qué gente.

Beso!!

ourbeautybag.blogspot.com

Adaldrida dijo...

¡¡¡Es genial!!! Eres genial.