27 junio 2013

Un día en el parque, en el tren, en León.

Qué maneras más diferentes de viajar, de ir, de estar, de querer.
Aunque no te leas los libros que te regalo.

1 comentario:

iza dijo...

Menos mal que que no te lean no es que no te quieran.